Proyecto Infraestructuras en Boayase

El Complejo de Boyase, supone “la plantilla” o “el boceto” sobre el que trabajar en cada población rural en la que actuemos, tanto en Ghana como en Senegal.

Equipo bonwe

Complejo de Boayase

Es cierto que comenzamos los trabajos antes en Ghana porque la posibilidad que tuvo nuestra presidenta Bróna Walah de comenzar las investigaciones en el terreno cuando conoció a nuestro Coordinador, Agyei Darko. Los estudiantes tienen un acceso extremadamente bajo a la educación en escuelas públicas de baja calidad que reciben financiación y mantenimiento limitados.

Una de nuestras prioridades, además de proporcionar Agua potable y sanitaria a nuestras comunidades beneficiarias, es la Educación como base para el desarrollo, la igualdad y la inclusión social. En Bonwe nos hemos comprometido a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para 2030, garantizando una educación de calidad inclusiva y equitativa y promoviendo las oportunidades de aprendizaje permanente para todos, especialmente para nuestras áreas de intervención.

Por lo tanto, la infraestructura para la Educación para el Desarrollo que vamos a proporcionar debe ser óptima, y no sólo que reúna las cualidades mínimas de habitabilidad, seguridad, salud, sino también estar equipada con los medios básicos necesarios para llevarla a cabo, tanto para que los estudiantes reciban su formación, como para que los profesores la proporcionen.

El objetivo es dotar de los recursos escolares básicos como libros de texto, cuadernos y otros materiales escolares, junto con un laboratorio de informática que ya ha sido instalado, y edificios escolares estructuralmente sólidos, (aulas, cocina), incluyendo la instalación de un comedor, un programa nutricional que ayude a combatir la desnutrición entre la población estudiantil y n pequeño consultorio médico de primeras necesidades.

Con un trabajo previo de investigación física del terreno, de la zona de actuación y de las aldeas implicadas en las comunidades rurales de Boayase y Onwe, se comprobó que estas zonas comparten varios patrones: población en situación de pobreza, niños/as obligados a trabajar y generar ingresos monetarios para ayudar a sus padres, servicios públicos escasos, falta de materiales educativos y sanitarios, falta de acceso a agua de ningún tipo, etc.

Desde el año 2018, tenemos en marcha nuestro proyecto «Complejo Escolar y Sanitario de Boayase», con el que pretendemos paliar los principales obstáculos a los que se enfrentan en Ghana, los profesores/as y alumnos/as de las escuelas públicas seleccionadas como beneficiarias, así como la inexistencia de pequeños consultorios de atención más urgente de primera instancia.

Además, aunque algunos de ellos se encuentren matriculados en las escuelas de la zona, su rendimiento y participación no suele ser óptimo, dado que el estudio suele estar compaginado con el trabajo de al menos, la mitad de la jornada y su nutrición y salud están muy deterioradas. A esto se añade que, habitualmente en las áreas rurales el plan de estudios de las instituciones educativas no suele estar adecuado a las necesidades de la región, sus profesores/as no cuentan con las herramientas necesarias para impartir clases de calidad y las infraestructuras de las unidades educativas son inadecuadas o no cumplen los requisitos mínimos para considerarse un lugar seguro y digno para los estudiantes que acuden a la institución. En cuanto al plan sanitario es totalmente inexistente.

Así que comenzamos con la prioridad que la comunidad nos transmitió en varias reuniones con ellos, la rehabilitación de los edificios escolares, algunos casi inexistentes realizados por ellos mismos con barro, y otros con amago de ser construidos pero sin contar con fondos para ello.

Y aunque aún quedan muchas fases por ejecutar, hemos avanzado durante los años 2019 y 2020, gracias exclusivamente a financiación privada y a las campañas de recaudación de otras organizaciones, la rehabilitación de una zona de La escuela «Boayase T.I. Alhmadyya Basic School» (440 alumnos/as y 14 profesores), es un hecho y está funcionando desde entonces. Esta ejecución la llevamos a cabo varias personas de forma individual, trabajando en grupo desde España, Irlanda y Ghana, como voluntariado internacional especializado. La implantación ha sido un éxito, y los resultados por encima de los esperados, lo que nos ha permitido ya replicar algunas de las fases de este Proyecto Base, como proyectos individuales de Bonwe en poblados de características similares al poblado Boayase, como ya hemos hecho en el poblado de Onwe.

¡No podemos ni queremos parar, y tu eres vital en este proceso de cooperación al desarrollo real!

equipo bonwe

Pincha aquí o en esta fotografía para saber más de este proyecto